RUTAS EN MOTOS TRAIL Y MAXITRAIL POR GREDOS Y OTROS LUGARES MARAVILLOSOS

This post is also available in: English (Inglés)

Marruecos 2018. Agua, nieve, barro, arena y buenos compañeros. Capítulo 1.

Así ha sido nuestro viaje, lleno de aventuras y de camaradería, lo que ha hecho posible, que los momentos malos se convirtieran en buenas anécdotas.

Salimos el viernes 26 con destino a Algeciras. Bajo una lluvia intensa y constante y con las paradas justas para repostar, llegamos al hotel de Algeciras. El único contratiempo fue una arandela de seguridad del buje trasero de la Ducati Multistrada 950, que estaba mal colocada. Resuelto el problema, nos fuimos de cena y de ahí a la cama, pues debíamos levantarnos a las 5:30 para coger el primer ferry de la mañana.

Sábado día 27. Alguno se entretuvo demasiado y consiguió llegar cuando ya sonaba la alarma de cierre de compuertas. Al final la KTM llevó a su dueño al embarque por los pelos.

Desembarcamos, pasamos los controles rutinarios de aduana, y nos dirigimos a Casablanca como primer destino intermedio.
La lluvia hizo su aparición al poco tiempo de salir de Tánger y ya no quiso dejarnos hasta llegar a la gran mezquita de Hassan II, la más alta del mundo. Con sus cerca de 30.000 metros cuadrados exteriores puede dar cabida a 90.000 personas. Diseñada por el arquitecto francés Michel Pinseau, fue construida en una península artificial para así inspirarse  en un versículo coránico que dice «El trono de Alá se hallaba sobre el agua». Curioso.

Desde Casablanca continuamos camino a Marrakeck, nuestro destino final del día. LLegamos a nuestro hotel, bajo la lluvia la mayor parte del tiempo. Problemas con la reserva, ya estamos en Marruecos, paciencia, y finalmente una merecida ducha caliente.

No fuimos a visitar la Plaza de la Yamma el Fna, pensando que allí podrían ver la vida y costumbres mezcladas en un crisol de colores, olores y cánticos. Pero el tiempo no quiso cedernos un poco de terreno y nada más salir se puso a llover a cántaros. A pesar del mal tiempo, compramos unos paraguas y seguimos con nuestro propósito de husmear un poco y sorprender nuestras mentes. Poco mas pudimos sacar, aparte de algún que otro constipado y una cena in extemis. Nos fuimos a dormir para, al día siguiente, emprender nuestro primer día de autentico Marruecos, a través del Atlas.

Más artículos
Ruta por la pozas de gredos rutasmotogredos.es
Ya os podéis inscribir a la Ruta por los Charcos y Pozas de Gredos
error: Contenido Protegido!!